Llenos de vida


    «Llenos de vida» de John Fante te deja los ojos brillantes y la sonrisa de bueno.
    La historia relata el periodo de Fante durante el embarazo de su pareja, Joyce. El narrador sobrevuela la relación con su madre y se concentra en la que mantiene con su padre, un viejo italiano de gran corazón y terco como una mula.
    Es una novelita para leerla en una o dos tardes, para divertirse, identificarse y, por qué no, para recordar a nuestros padres, comprenderlos mejor, quererlos más.
    Cita completa:

    «Mi padre seguía en la sala de espera, junto a la ventana. Le puse la mano en el hombro y se volvió. No tuve que decirle nada. Rompió a llorar. Apoyó la cabeza en mi hombro y fue un llanto muy amargo. Palpé los huesos de su espalda, los músculos viejos y reblandecidos, y percibí el olor de mi padre, el sudor de mi padre, el origen de mi vida. Sentí sus lágrimas ardientes, la soledad del hombre, la ternura de todos los hombres y la dolorosa belleza de la vida.»